Si mencionamos publicidad en internet, las posibilidades que hay son infinitas. Sin duda, lo primero en lo que piensa cualquier persona que quiera publicitarse es Google, ya que es el buscador más utilizado en todo el mundo, lo que lo convierte en la opción ideal, y más si estamos hablando de contenido en español.

Si hablamos publicidad en Google, tenemos que hablar de AdWords. A diferencia de otras técnicas de posicionamiento, como el SEO On Page o el Inbound Marketing, la publicidad SEM en AdWords funciona tan solo en unas horas, lo que lo convierte en una opción ideal para ciertas estrategias de negocio, como promociones o dar a conocer la marca para determinadas palabras clave.

Eso sí, a la hora de hacer publicidad en Adwords hay que saber bien qué objetivos tenemos y cuál es el presupuesto que manejamos, ya que conceptos con mucha competencia serán mucho más difíciles de posicionar y, por tanto, el precio que tendremos que pagar será mayor.

 

EL CPC, un elemento fundamental en Adwords

El Coste por Clic (CPC) viene determinado por el precio de cada palabra. Una palabra es más o menos cara dependiendo de la competencia que tenga. Sin embargo, a la hora de elegir qué keywords queremos posicionar, no solo tenemos que fijarnos en la competencia, sino en la capacidad de posicionar que tenga. Hay muchas keywords que tienen una competencia muy alta, pero, paradójicamente, no rankean bien en Google.

SemRush, una plataforma ideal para el estudio de las palabras clave, nos puede dar una idea de qué nos conviene más. Además, nos puede ofrecer información muy útil. Por ejemplo, a través de un informe de SemRush podemos descubrir cuáles son los sectores más caros en este 2020 a la hora de publicitarse con Adwords:

  1. Sector de las apuestas (23,25%)
  2. Sector de la cerrajería (16%)
  3. Software (13,50%)
  4. Sector de máquinas tragaperras (10,50%)
  5. Sector financiero (8%)