La llegada de la nueva actualización del sistema operativo iOS 11, ha provocado el enfado y la protesta de muchos de los usuarios de Apple por el hecho de que se agota la batería a un tiempo récord. El móvil se ha convertido en la herramienta más utilizada por las personas tanto para trabajar, comunicarse y para el ocio.

Tras una gran actualización, debes saber que existen dos razones por las que la batería aguanta menos: en primer lugar, hemos de entender que tendemos a usar más el dispositivo los primeros días desde que se actualizó, debido a las múltiples novedades que contiene. Sin embargo, la parte que más consume nuestro móvil o tablet es el proceso interno del sistema. Tras una enorme actualización, el sistema tiene que indexar de nuevo el Spotlight, descargar e indexar las imágenes de la fototeca, descargar e indexar la biblioteca musical, etcétera. Estas tareas se realizan en un segundo plano, pero consumen un alto porcentaje de la batería.

A continuación te mostramos una serie de trucos para que puedas conservar la batería tanto de tu iPhone como de tu iPad:

Desactiva la actualización en segundo plano. Si una app se actualiza de esta forma, siempre está funcionando para mostrar al instante qué te interesa al volver a abrirla.

Haz un reinicio completo. Realizar este paso hace que si algún proceso en segundo plano se ha quedado atascado, esta acción lo frenará. Para ello, mantén pulsados simultáneamente el botón de encendido y el de Home hasta que aparezca el logotipo de la manzana mordida. En los nuevos dispositivos iPhone, pulsa el botón de reducción de volumen en lugar del de Home.

Desactivar levantar para activar. Esta función es molesta y gasta batería. El iPhone detecta inmediatamente cuándo lo hemos cogido y enciende la pantalla. Para desactivarlo, dirígete a los ajustes del sistema y a continuación a Pantalla y brillo.

Averigua qué consume la batería. Si accedes a los ajustes del sistema y posteriormente a Batería, verás cuáles son las app y servicios que más batería han consumido durante las últimas 24 horas y en los últimos 7 días. Si alguna gasta más batería de lo normal y no la usas normalmente, prueba a reinstalarla.

Brillo automático y reducido. La pantalla es la parte que más consume en iOS, así que es aconsejable activar el brillo automático para no gastar más de lo necesario. Además, conviene reducirlo cuando veamos que existe demasiado y no lo necesitamos.

Desactiva la localización en apps innecesarias. En Ajustes / Privacidad / Localización tendrás los permisos de cada aplicación para acceder a la ubicación por GPS. Es conveniente deshabilitar el acceso a las apps que no usamos regularmente o concedérselo cuando la vayamos a usar.

Modo de bajo consumo. Este uso activa de forma automática las opciones descritas anteriormente. Es aconsejable usarlo normalmente y no únicamente cuando tenemos menos de 20 por ciento de batería.

Con esta serie de consejos observarás cómo tu dispositivo dura mucho más y no tendrás que cargar con el cargador portátil para poder disfrutar del ocio y la comunicación que ofrece el móvil o la tablet en nuestra vida diaria.