La velocidad de carga de una página web se refiere al tiempo que tardan en cargar los elementos de dicha página. Cuanto menos tiempo tarde, mejor será el posicionamiento SEO de la misma, siendo un factor bastante importante si queremos aparecer en los primeros resultados de Google. Tanto la tasa de rebote como la conversión de los visitantes se verá afectada positivamente cuando menor sea el tiempo de carga.

Desgraciadamente, no es fácil controlar y mejorar la velocidad de nuestra web, ya que hay muchos factores que pueden estar retrasando los tiempos. Los tiempos de carga pueden ser mayores debido a una mala gestión de las imágenes, poco espacio de almacenamiento en el hosting, elegir una plantilla en WordPress muy pesada, etc.

Para poder controlar cuánto tarda en cargar cada una de nuestras páginas, Google cuenta con una herramienta que se llama PageSpeed Insights, con la que se pueden analizar los sitios web y conocer las distintas velocidades de cada una de las páginas que los conforman.

 

¿Cómo podemos mejorar la velocidad de carga de nuestra web?

 

Como hemos mencionado en párrafos anteriores, la velocidad de carga va a depender de muchos factores, por lo que es difícil controlarla al completo, pero algunas medidas que se pueden tomar para mejorarla son las siguientes:

  • Medir los tiempos de carga: Es importante saber cuánto tarda nuestra página en cargar para luego tomar medidas. PageSpeed, como hemos dicho, es una buena herramienta que Google pone a disposición de los usuarios de forma gratuita.
  • Optimizar las imágenes: Una página con muchas imágenes pesadas puede ralentizar mucho la velocidad. En WordPress hay varios plugins que ayudan a reducir el peso de las imágenes, ayudándonos en este sentido.

Saber elegir el alojamiento: Escoger una empresa de hosting de calidad es importante para tener buena velocidad de carga. Es importante informarse bien de las prestaciones que nos ofrecen antes de “lanzarnos a la