A nadie le sorprende cuando afirmamos que Google realiza cambios periódicamente en su algoritmo. Quienes son expertos en marketing digital, saben que estos cambios son fundaméntales y por ello, tienen que estar atentos ante cualquier cambio, ya que quedarse atrás podría acarrear consecuencias negativas.

La nueva actualización de mayo de 2021 se denomina Page Experience Update y tiene como fin, premiar a aquellas páginas que han ofrecido u ofrecen una mejor experiencia al usuario. En este caso, el contenido será el factor determinante para que Google lo tenga en cuenta.

La Page Experience Update pretende ofrecer los mejores resultados en las SERPs

La Page Experience Update busca una mejora de la experiencia de los usuarios, aportándoles unos mejores resultados en las SERPs. Su objetivo, se centra no únicamente en brindar resultados que encajen al máximo con la intención de búsqueda del usuario, sino que las páginas web que se han sugerido, se deberán considerar satisfactorias a nivel de User Experience y User Interface Design.

Nos encontramos actualmente ante una competencia abrumadora, por lo que es bastante complejo ofrecer un ranking fiable en cuanto a las necesidades del usuario.

¿Qué aspecto se han debido mejorar para que no desaparezcamos del ranking de búsquedas de Google?

A continuación, destacaremos cuáles son los elementos a tener en cuenta para no desaparecer del ranking de posiciones de Google. En primer lugar, destacamos las Core Webs Vitals. Las personas que trabajan con Screaming Frog o Google Search Console, conocen de sobra los términos LPC o FID. El primero de ellos, se centra en la medición de la velocidad de carga de los elementos de mayor dimensión de una web. En este caso, debe ser inferior a 2,5 segundos.

Por su parte, el FID mide el tiempo de respuesta de la web según la acción del usuario. Es decir, se encarga de medir cuánto tarda en cargarse un apartado tras haber hecho un clic en él. En este caso, el tiempo de respuesta deberá ser de 100 milisegundos.

Por otro lado, encontramos otros factores a tener muy en cuenta para el Page Experience Update. En este caso, hallamos el protocolo HTTPS, un protocolo que todas las webs deben tener implantado, ya que es útil para proteger la integridad de los datos de los usuarios. Continuando con la seguridad, para Google es fundamental a la hora de premiarlo, por lo que es importante vigilar que las webs no tengan malware o virus.

El diseño web responsive también es un aspecto determinante para así mejorar la experiencia de usuario para las pantallas móviles. A día de hoy, un elevado porcentaje de la sociedad busca servicios o productos a través del smartphone, por lo que es necesario que el diseño sea responsive. Así, el usuario tendrá una amplia comodidad para navegar por la web y consumir la información.

Por último, es importante evitar los anuncios invadidos, puesto que resulta molesto. De este modo, no impedirá la correcta visualización de la web, ni ralentizará la velocidad de la misma.