Cuando hablamos de SEO y de SEM estamos hablando por supuesto de estrategias de posicionamiento web de nuestra web con referencia al marketing digital. La diferencia básica entre ellos es que el SEO consiste en tener una visibilidad en los diferentes buscadores como son Google, Bing y Yahoo de forma natural, “orgánica”, es decir, que cuando un usuario ponga cualquier elemento en un buscador nuestra página web aparezca en la primera página y en la primera posición. Por el contrario, el posicionamiento SEM consiste en pagos económicos, en anuncios, para que dichos buscadores nos posicionen en la parrilla principal de google.

Lo normal de todas las compañías es disponer de cierto presupuesto para el marketing digital y así poder gestionar las diferentes campañas, pero ¿Qué ventajas tiene el SEO con respecto el SEM para las pequeñas empresas que no disponen de presupuestos tan elevados para campañas de marketing de alto coste?

El SEO tiene una rentabilidad mayor a largo plazo, pero tenemos que tener en cuenta que el SEO no es gratis. De hecho, si contratamos a una empresa de marketing y queremos resultados altos resultados tampoco será barato pero una vez conseguido el buen posicionamiento en el buscador no hay que seguir pagando cuotas altas porque lo que hay que hacer es mantenerse (cosa que obviamente no ocurre con el SEM que hay que pagar continuamente la misma cantidad). Pero también hay que decir que con el SEM la subida a la primera posición es inmediata y el SEO es un proceso más lento y duradero.

Otro punto a analizar entre estos dos elementos es que en el SEM se paga en función del número de clicks que los usuarios realizan sobre la publicación lo que finalmente nos puede disparar el coste del SEM pero el coste del SEO no depende del número de visitas que nuestra página vaya a tener.

Otro punto a considerar es que las campañas del SEM no son bien vistas por los usuarios, es decir, aparecer de manera natural en las primeras posiciones es algo que los usuarios valoran, pero si ven anuncios llegan a huir de ellos, el SEO otorga más confianza.

Un muy buen punto del SEO es que no se pierde la posición orgánica a pesar de parar la campaña de SEO. Obviamente es una gran respecto al SEM ya que en cuanto dejas de invertir en SEM tu anuncio desaparece, pero si dejamos de invertir en SEO la primera posición no se pierde de repente, al igual que cuesta llegar a la primera posición, cuesta ir perdiéndola, finalmente se perderá, pero tenemos mucho tiempo de reacción para reactivarla de alguna manera.

El trabajo del SEO se basa en una buena base de palabras claves y una buena actividad y si éstas están distribuidas de manera correcta en nuestra web, conseguiremos que la gente nos encuentre con las palabras que ellos introducen y realmente buscan por lo que el SEO atra tráfico cualificado y específico a nuestra web. Que traducido significará que la gente encontrará en nuestra web lo que realmente busca por lo que es un buen punto para comenzar a fidelizar a un usuario de nuestra página web. Este tráfico constante y creciente es que hará que nuestra web vaya mejorando por sí sola a las mejores posiciones de los buscadores.

 

Con todo lo expuesto debemos concluir que podemos acudir al SEM para dar un empujón al marketing online de nuestra web pero tenemos que tener muy en cuenta la importancia del SEO porque poca gente pasa a la segunda página de los buscadores por lo que infórmate de las ventajas que puedes obtener si consigues estar en la primera posición de google o de cualquier otro buscador.

El SEO bien hecho es el trabajo en tu web que no se aprecia, pero más visible es. Rodéate del mejor equipo es su gestión.