Saltear al contenido principal
Seo y Marketing de Contenidos

Combina el SEO y el marketing de contenidos y obtén los mejores resultados

El marketing de contenidos y el SEO se confunden con frecuencia, pero no debería ser así. Aunque puede ser difícil distinguir entre ambos en algunos casos, la verdad es que son dos tácticas de marketing distintas.

Sin embargo, se alimentan la una de la otra. Y, cuando se utilizan estratégicamente, pueden mejorar el rendimiento de tu sitio web aumentando el tráfico y las conversiones.

En este artículo te enseñaremos cuándo debes mezclar ambas, así como los pasos exactos que debes seguir para obtener los resultados deseados.

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es exactamente el marketing de contenidos?

Es el proceso de desarrollar y distribuir información valiosa y relevante para atraer, convertir y mantener a los clientes con el fin de aumentar los ingresos y, finalmente, hacer crecer tu negocio.

¿Qué es exactamente el SEO?

SEO (Search Engine Optimization) es la técnica de mejorar un sitio web para maximizar el número y la calidad de los visitantes que recibes de los resultados orgánicos de los motores de búsqueda. La investigación de palabras clave, la creación de contenidos, las auditorías técnicas y la creación de enlaces forman parte del proceso.

Dado que encontrar información en los motores de búsqueda es una de las formas más comunes en que los usuarios descubren el material web, el SEO es crucial si se quiere mejorar el tráfico orgánico del sitio web.

¿Cuándo deben combinarse ambas técnicas?

Si tu público busca soluciones a problemas que tu empresa puede ayudar a resolver, utilizar el SEO como vía de distribución para el marketing de contenidos es una obviedad.

Por ejemplo, en nuestro caso, muchos de nuestros clientes potenciales utilizan Google para buscar términos como «mejores técnicas de SEO», «mejores sitios para enlazar» y «conceptos básicos de SEO». Como resultado, generamos contenido relevante sobre el producto que se dirige a estas palabras clave y lo optimizamos para que se posicione en Google con el fin de atraer y convertir a estos usuarios.

¡Este artículo por ejemplo es un buen ejemplo de ello!

¿Por dónde empiezo?

Ahora que ya sabes cuándo hay que mezclar el SEO con el marketing de contenidos, vamos a repasar la metodología específica paso a paso que deberás seguir.

Repasaremos cómo localizar la idea del tema adecuado, cómo crear contenido instructivo apto para el SEO y mucho más.

¿Quieres saber cómo? ¡Vamos a ello!

1. Identifica las palabras clave adecuadas

Uno de los principales errores que cometen los profesionales del marketing es desarrollar contenido en torno a palabras clave que carecen de intención informativa o, incluso peor, crear contenido sin realizar primero una investigación de palabras clave.

Antes de empezar a hacer nada, debes investigar las palabras clave informativas que busca tu público objetivo y que simbolizan problemas que tu empresa puede ayudar a resolver. Estas son las palabras clave que pueden motivar un comportamiento rentable de los clientes.

2. Investiga y haz coincidir la intención de búsqueda

No basta con escribir un artículo o una guía de valor que se dirija a una palabra clave específica para clasificarse. Debes examinar y hacer coincidir la intención de búsqueda. Aunque esto se olvida con frecuencia, es crucial para el SEO.

Por ejemplo, cuando la gente busca «tasa de rebote», quiere saber qué es y cómo calcularla.

Cuando los visitantes buscan «reducir la tasa de rebote», ya saben lo que es la tasa de rebote y buscan ideas avanzadas sobre cómo minimizar la tasa de rebote.

En consecuencia, la estructura y el ángulo del material deben ser diferentes en cada escenario.

Analizar los resultados de la búsqueda es una técnica eficaz para coincidir con la intención de búsqueda. Para ello tendremos en cuenta lo siguiente:

  1. Tipo de contenido.
  2. Formato del contenido.
  3. Ángulo del contenido.

Tipo de contenido

El tipo general de contenido en los resultados de la búsqueda se denomina tipo de contenido. Cuando se trata de términos informativos, es frecuente encontrar entradas de blog o vídeos.

Cuando buscamos «email marketing», por ejemplo, obtenemos las siguientes entradas de blog:

Búsqueda Google email marketing

En cambio, si buscamos «cómo colocar una estantería», obtendremos en su mayoría resultados en forma de vídeo:
Resultados de búsqueda de videos

Formato del contenido

El formato general de los principales resultados de búsqueda se denomina formato del contenido. Normalmente, es el siguiente:

  • Lista
  • Guía
  • Comparación

Por ejemplo, en «cómo hacer seo», aparecen muchas guías.
Búsqueda de como hacer Seo

Ángulo del contenido

El ángulo del contenido se refiere a la característica distintiva de venta del contenido. Es difícil de «agrupar» en unos pocos tipos, como hicimos con el tipo y el formato porque depende mucho del tema.

Para entenderlo mejor, vamos a poner un ejemplo claro y buscar en Google «plan de estrategia de contenidos». Como vemos en la imagen, el ángulo del contenido se centra en los pasos de desarrollo.
Plan de contenidos

3. Priorizar en función del «potencial de negocio»

Céntrate en las palabras clave con «potencial comercial» para atraer a la audiencia correcta y aumentar el compromiso. Es decir, palabras clave que indiquen problemas que tu producto o servicio ayuda a resolver.

4. Crea contenido útil centrado en el producto

Una vez que hayas identificado una fantástica idea de contenido, el siguiente paso es ponerse a trabajar en ella. Un contenido bueno es aquel que es relevante, único, centrado en el producto y que resuena con tu público objetivo.

Para los que no estén familiarizados, el contenido centrado en el producto habla estratégicamente de él y lo utiliza para argumentar, resolver un problema o ayudar a los lectores a alcanzar un objetivo.

Las tres cualidades siguientes, en nuestra opinión, hacen que un contenido sea excepcional:

Autoridad

Tanto si creas el contenido internamente como si lo haces con la ayuda de agencias externas, debes asegurarte de que lo crea alguien experto en la materia y que conoce a fondo tu producto.

Sin esto, será difícil tejer tus productos o crear argumentos persuasivos en el post.

He aquí algunos consejos útiles para aumentar la fiabilidad de tu artículo:

  • Colabora con otras personas de tu organización, como los equipos de producto y tecnología, para obtener nuevas perspectivas y conocimientos.
  • Conéctate con personas influyentes de tu sector y obtén sus opiniones interactuando con ellas a través del correo electrónico y de LinkedIn, por ejemplo.
  • Nunca tengas miedo de expresar tu propio punto de vista, ya que no tienes que estar de acuerdo con todo el mundo.

Haz un contenido detallado

Tu contenido debe centrarse en responder a todas las preguntas que un lector pueda tener al buscar un tema específico.

Teje tu producto en el contenido

El aspecto más crítico de cualquier plan de marketing de contenidos es generar una acción rentable por parte del consumidor. Escribir guías o blogs en profundidad que no mencionen tu producto hasta el final no dará lugar al compromiso o las conversiones previstas.

En consecuencia, debes concentrarte en crear contenido orientado al producto.

Esto tiene un impacto directo en la adquisición y retención de clientes.

Ten en cuenta que el objetivo no es sobrevender el producto, sino educar a la gente sobre los diversos enfoques para resolver un problema (con o sin tu producto).

5. Mantén tu contenido actualizado a medida que tu producto evoluciona

Para obtener el mayor compromiso y conversiones de tu contenido, mantenlo al día con las actualizaciones del producto y las adiciones de características.

Dependiendo de lo importante que sea el cambio (si se trata de una actualización del producto o de un rediseño completo del mismo), es posible que tengas que:

  • Actualizar las instrucciones paso a paso sobre cómo utilizar el producto para un caso de uso específico.
  • Se deben incluir nuevas capturas de pantalla del producto.
  • Crear una nueva sección para explicar una nueva característica.
  • Actualizar el vídeo tutorial de un producto.

Aunque al principio puedan parecer ajustes menores, hacerlo con frecuencia te ayudará a prolongar la vida de los mejores contenidos de tu blog y a aumentar los resultados que generan con el tiempo.

6. Crea una audiencia propia a través de opciones de correo electrónico

Incluso si ocupas el puesto número 1 en Google y atraes mucho tráfico orgánico a tu contenido, la realidad es que la mayoría de los lectores no se suscribirán inmediatamente a tu producto o servicio. Si no están preparados para tomar una decisión, ninguna cantidad de ventanas emergentes o banners podrá influir en ellos.

Sin embargo, puedes persuadirles para que se suscriban a tu boletín de noticias o a las actualizaciones semanales del blog.

A través del marketing de contenidos centrado en el SEO, puedes establecer una audiencia propia con esta estrategia.

Como resultado, podrás:

  • Dirigir instantáneamente el tráfico a tus nuevos artículos.
  • Nutrir a los lectores antes de que se conviertan en clientes.
  • Realizar encuestas para mejorar tu contenido, generar nuevas ideas de contenido y obtener información para estudios basados en datos.

Conclusión

Si los consumidores buscan temas con «potencial comercial», utilizar el SEO como canal de distribución para tus estrategias de marketing de contenidos es una decisión inteligente. Es la base de nuestra planificación de marketing y ha demostrado ser muy eficaz.

Si necesitas ayuda con el SEO o el marketing de contenidos, no dudes en contactarnos. En Seo Solutions, estaremos encantados de ayudarte.

Volver arriba CONTACTA CON NOSOTROS