El smartphone se ha convertido desde hace varios años en una herramienta fundamental para nuestro día a día y para el desarrollo laboral diario. Gracias a él nos informamos, nos entretenemos, nos comunicamos e incluso, trabajamos. Sin duda, un potente elemento que consigue cautivar a muchas personas.

 

Las empresas indican que, pese a estar ante un ecosistema marcado por el dinamismo y ser cíclico, las aplicaciones que guardan relación con el entretenimiento siguen entre las favoritas para los usuarios. Sin duda, aumentan el número de usuarios leales con altas tasas de interacción y grandes beneficios. Una muestra de ello, es que en todo el mundo se espera que los usuarios gasten alrededor de 5.830 millones de euros en 2021 y un gasto mundial de 14.790 millones de euros para el año 2025. Todo ello, tomando como referencia la app Annie.

 

En nuestro país, la revolución de las aplicaciones de entretenimiento, donde destacan Netflix, Amazon Prime Video, Mitele o redes sociales que han surgido nuevas como TikTok, han acelerado de una forma espectacular el crecimiento de dicho segmento de aplicaciones. Únicamente en el mes de julio del año 2021 tomando como referencia datos de Statista, las descargas de 10 aplicaciones principales de entretenimiento de la Apple Store, se aproximaron a los 300.000. TikTok ocupaba el primer lugar con 79.320 descargas, seguido de la plataforma de Netflix con 46.900 y Mitele con 35.030 descargas.

 

De este modo, las apps de entretenimiento se sitúan entre las verticales con mayor beneficio en los últimos años. Todo ello se debe a que consiguieron crear unas expectativas más atractivas e intuitivas en tiempo récord. Por tanto, causó una transformación total en cuanto a consumo de medios se refiere, live streaming, acceso a vídeos, música o programas de televisión.

 

Por este hecho, se han compartido recientemente diversas estrategias que han permitido evolucionar a estas apps y que podrían contribuir a posicionar nuevas aplicaciones entre las favoritas de los usuarios. Sin lugar a dudas, los app marketers, tienen que observar esta verticalidad como un método eficaz para generar contenido de valor para las marcas, puesto que es posible adaptar la publicidad a una audiencia concreta con más simpleza, además de garantizar anuncios que sean poco intrusivos en el momento y el lugar perfecto.

 

Adaptación a las nuevas tendencias

 

Las aplicaciones relacionadas con el entretenimiento, han conseguido el éxito al incorporar un segmento de tendencias dentro de sus apps. Este hecho les permite no solo a los usuarios, sino también a marcas y marketers, poder detectar cada día o cada semana cuáles son los contenidos que mayores visitas han tenido.

 

A modo de ejemplo, en una red social como TikTok o la reciente Twitch, es posible conocer cuáles son los hashtag que mayor relevancia están teniendo e incluso, la música preferida por los usuarios. De este modo, una marca tiene la posibilidad de sumarse a dicha tendencia con una publicidad que no es para nada intrusiva donde se use el hashtag más popular y la música para su beneficio. Este hecho se traduce en que no hay por qué crear contenido desde cero, sino recurrir a la creatividad de la plataforma para posicionar una marca o anuncio que será visto y que no tiene costes para marbetes ni para marcas.

 

Contenidos en la nube, un clásico

 

Cualquier persona que emplee un smartphone se enfrenta al hecho de tener que buscar espacio disponible para así tener la posibilidad de hacer uso de las funcionalidades que alberga el teléfono. Asimismo, encuentra de esta forma un mundo de entretenimiento de una forma rápida. Ciertas aplicaciones relacionadas con ello, permiten a sus usuarios acceder a una diversidad ingente de contenidos sin tener la necesidad de que se los descarguen. Asimismo, existe la posibilidad de que todos los datos del usuario, contenidos e incluso comunicaciones, queden almacenados en la nube. Este hecho, facilita el uso y el funcionamiento de los dispositivos móviles y es una estrategia que conquista a loa usuarios.

 

Comunicación continua con los usuarios

 

Otro elemento que no tiene que pasar desapercibido es el de la inteligencia artificial (IA). Gracias a ella, los datos se procesan de una manera más rápida y en tiempo real. Algunas de las apps de entretenimiento utilizan la IA para sugerir ciertos contenidos que se ajusten al comportamiento y preferencias de los usuarios. Este hecho, sin duda contribuye a mejorar la experiencia dentro de las aplicaciones y sobre todo, a encontrar usuarios que sean de calidad.

 

Desarrollar campañas dentro de las apps de entretenimiento, se ha convertido en una fuente de información única, ya que les permite a los app marbetes y desarrolladores de apps, una mayor rapidez para procesar la información que se ha obtenido. Además, permite analizar los datos con información real acerca de las interacciones, número de descargas, comportamiento de sus funciones o conocer los contenidos que sean más relevantes.

 

La comunicación es una base fundamental en cualquier tipo de relación. Por tal motivo, para lograr una mayor visibilidad y generar una conexión más cercana con los usuarios, es fundamental perfeccionar los mecanismos de comunicación con ellos, para que usen la app de forma cotidiana y estén dispuestos a pagar a cambio de ofrecerles simplicidad y comunicación fluida.

Twich es el ejemplo perfecto, ya que pasó de 9.000 millones de horas en la plataforma a 17.000 millones de contenido en el año 2020. A día de hoy, tiene la posibilidad de congregar a 2,5 millones de personas en una sola retransmisión y recibe un promedio de más de 30 millones de visitantes cada día.

 

Lograr este crecimiento no fue tarea sencilla. Se analizó cuál era el comportamiento de los usuarios y les permitió aproximarse a creadores de contenidos que estuviesen dispuestos a conectarse directamente con la audiencia. Se tradujo en la apertura de mejores espacios de comunicación entre los mismos usuarios, creadores de contenido y en la app, además de ofrecer una mejor experiencia intuitiva sin tener que ralentizad la interacción con los contenidos y así, poder acceder a música, vídeos, videojuegos o noticias.