Una nueva propuesta de algoritmos para análisis de contenido se ha puesto en marcha obligando a todos los que deseen subir contenido a la red a pasar por un proceso de filtros que puede terminar en censura de su contenido.

Si bien algo similar se estaba aplicando para aquellas páginas que incurrieran en la piratería o cualquier forma de violación de los derechos de autor, este ajuste algorítmico preocupa a más de uno pues literalmente el algoritmo decide que puede ser subido y que no, dicho en pocas palabras, aplicación inmediata de censura en la red.

Para muchos de los juristas y analistas de estos cambios el futuro no parece muy prometedor de continuar este modelo de algoritmos aprobado por el Parlamento Europeo, pues todos los aspectos de la red pueden ser afectados por esto, desde contenido escrito hasta vídeos en YouTube.

¿Cuál es el problema?

Esta medida surgió teniendo como base la idea de defender a los editores y limitar la cantidad de contenido que puede ser reutilizado sin dar crédito a su autor, y esto es justo, pero el problema está en que por lo imposible que es controlar directamente dicho tráfico de información todo quedara en manos de un algoritmo.

Y este no ha resultado del todo infalible, ejemplo de ello es que incluso algunas obras de arte hoy sean vetadas por contener desnudos o escenas que algún algoritmo haya considerado inadecuada. Apliquemos esto a los millones de usuarios que suben contenido al día y tenemos la fórmula perfecta para un problema de represión en la web.

Si bien algunos tipos de contenido tendrán su excepción las previsiones actuales no apuntan a un futuro prometedor ni a un aumento de las posibilidades del libre tráfico de información. Esto ocurrirá bien sea por censura directa o por censura preventiva en caso de sospecha de infracción de derechos de autor.

Por esta razón son muchos los creadores de contenido que apuntan a mudarse de continente con el fin de poder seguir trabajando, pues de lo contrario tarde o temprano deban cerrar sus canales o sitios y unirse a las filas de quienes deben rendirse frente a esta metodología de represión.