Tras dos años de espera, Google ha puesto en marcha la nueva actualización de Penguin, un programa creado en 2012 con el objetivo de combatir el spam y los contenidos basura de las webs. El algoritmo era capaz de detectar aquellos sitios que empleaban enlaces no naturales para manipular el posicionamiento, que albergaban contenido copiado o plagiado o que recurrían a una sobreoptimización de las palabras claves (keyword stuffing).

Google Penguin se centró desde el principio en perseguir a los webmasters que compraban enlaces orgánicos o que realizaban prácticas poco éticas para lograrlos. Para no ser penalizados por Penguin, debemos hacer un linkbuilding de calidad.

Tras dos años desde que Google lanzara Penguin 2.0, el motor de búsqueda ha puesto en marcha su última actualización, Penguin 4.0, que fue anunciada el 23 de septiembre por la compañía en su blog y ya está operando a tiempo real; “Después de un período de pruebas, lanzamos una actualización del algoritmo Penguin en todos los idiomas”.

Novedades de Penguin 4.0: Posicionamiento en tiempo real

Según explicó Google en su blog el día del lanzamiento de Penguin 4.0, la principal novedad de este algoritmo respecto a su antecesor es que “antes, la lista de sitios afectados por Penguin era actualizada periódicamente al mismo tiempo. Una vez que el administrador de una web mejoraba considerablemente su página y su presencia en Internet, los algoritmos de Google lo valoraban muy rápido, pero Penguin necesitaba ser actualizado. Con los nuevos cambios, la base de datos de Penguin será actualizada en tiempo real, para que los cambios realizados sean visibles mucho más rápido”. Normalmente, estos cambios tendrían efecto poco después de que Google rastree e indexe de nuevo una página.

imagen tablet

Con esta actualización, Penguin 4.0 operará a tiempo real. Antes, había que esperar a que Penguin se actualizara para saber si habíamos sido penalizados o por el contrario, habíamos subido posiciones en el buscador. En el primer caso, si Google nos penalizaba, debíamos esperar a que se volviera a actualizar Penguin para que los cambios que hubiéramos realizado en nuestra web para volver a escalar puestos, surgieran efecto.

Por otra parte, Penguin ha pasado de ser un aspecto de clasificación negativo a formar parte del núcleo del algoritmo, es decir, a ser un nuevo factor SEO de los más de 250 que influyen en el posicionamiento de las páginas web. La nueva actualización de Penguin también devalúa el correo no deseado a través del ajuste de ‘clasificación’ basado en indicios de spam, en lugar de modificar el posicionamiento de todo el sitio. Así, las sanciones serán para una página web en concreto en vez de para el dominio completo.

Por último, Penguin 4.0 se trata de una actualización universal, es decir, que opera al mismo tiempo en todos los idiomas. A partir de ahora, todos los países se verán afectados por igual, mientras que con la anterior actualización los países anglosajones eran los primeros en pasar el filtro. Google también anunció en su blog que esta será la última actualización de Penguin, dado que éstas van a ser constantes a partir de ahora. Ahora, habrá que esperar a comprobar cómo esta nueva actualización influye en el posicionamiento de nuestras páginas web.