Una de las grandes empresas tecnológicas del mundo está viviendo uno de sus momentos más difíciles. A pesar de los grandes inconvenientes y escándalos de privacidad que han sacudido a la empresa todos estos años, ésta ha seguido creciendo sin freno hasta alcanzar máximos históricos en la bolsa americana.

Ahora una nueva amenaza sacude a la compañía. Muchas grandes marcas han dejado de publicitarse en Facebook e Instagram (al pertenecer ésta a la gigante de Zuckerberg), dejando un vació de ingresos importante en la compañía. El detonante de este boicot generalizado no es otro que las pocas medidas que toma la compañía contra campañas de odio.

Así pues, al ritmo del hastag #StopHateProfit, empresas de gran nivel se han revelado ante la inoperancia de la compañía ante mensajes incendiarios de todo tipo, especialmente de Donald Trump, quien ya fue censurado por la competencia más directa: Twitter.

 

¿Qué compañías han dejado de publicitarse en Facebook?

El vendaval que se ha llevado a empresas de las redes de publicidad de Facebook es inmenso. Por ahora, más de 350 marcas han decidido sumarse a la protesta temporal en contra de la compañía. Entre todas ellas, destacan algunas marcas archiconocidas como Starbucks, Unilever, Levi Strauss, Eddie Bauer, The North Face o Patagonia, Ford, Adidas, HP o Volkswagen. Coca-Cola, por su parte, hizo un anuncio diciendo que retirará la publicidad de todas las plataformas sociales, no solo Facebook, durante 30 días, hasta que se evalúe la situación.

Esto deja un panorama muy complicado para la gigante de las redes sociales. Gran parte de los ingresos que consigue la compañía son a través de la publicidad, siendo la empresa que más gana por publicidad online después de otra gigante: Google. Por ello, Zuckerberg ha aceptado reunirse con los organizadores del boicot para aclarar la situación. Aquí la gran pregunta es si este será otro revés más que podrá subsanar sin demasiadas dificultades Facebook o realmente afectará de manera importante al futuro de la compañía.