Las redes sociales se han postulado como las reinas del ocio y la comunicación. Diariamente, se suben una gran cantidad de fotos y se envían numerosos mensajes y audios para mantenerse siempre conectado. Todos conocemos que Facebook e Instagram son las más destacadas en el ámbito de las RRSS, pero hace escasos días saltaron todas las alarmas con Vero, una red social que prometía desbancar a las dos redes anteriormente citadas.

El algoritmo de Instagram que está siendo tan molesto para los usuarios, fue la razón para que muchas personas decidiesen descargársela. Vero prometía implementar algoritmos de filtrado, no iban a tener censura ni comerciar con los datos de los usuarios. Sin embargo, la app se ha desinflado.

¿Por qué Vero ha decaído?

Las razones por las que se ha producido este hecho son diversas. En primer lugar, no puede competir con la cantidad de usuarios que tienen las dos redes del top. La app no contaba con un número de usuarios considerable como para que funcionase. Los y las influencers más destacados y destacadas no descargaron la aplicación puesto que no habían usuarios diferentes a los que mostrar el contenido, por lo que el retorno de inversión era bajo.

Vero en un primer momento fue una de las apps más descargadas, pero rápidamente se ha colado en el agujero negro, puesto que está por debajo de las 200 más populares. Ha sido una aventura interesante que ha conseguido reanimar a las otras dos rede sociales a seguir mejorando sus funcionalidades.

Cambios necesarios en las apps reina

Quizás, su función era esta. Advertir a Facebook e Instagram de las cosas que no están funcionando del todo bien, es decir, los algoritmos y la inclusión masiva de publicidad. Dos aspectos que deberían modificarse para que no sigan generando controversias entre los usuarios, puesto que la amenaza de hoy, puede convertirse en el problema del mañana.