Nuestros móviles evolucionan a la velocidad de la luz. Aun recordamos aquellos Nokia casi indestructibles en los que el simple hecho de reproducir música en formato MP3 ya nos parecía un hecho asombroso. Las baterías de aquellos móviles aguantaban incluso varios días, un hecho que, a día de hoy, nos parece inconcebible.

Muchos pueden llegar a pensar que, con esto de las baterías, en vez de avanzar hemos retrocedido, pero se equivocan. Las baterías de hoy en día son más resistentes, menos contaminantes y poseen mucha más carga que las de aquellos móviles ladrillo. Pero, ¿por qué se gastan antes? La respuesta es sencilla.

Antes, el teléfono se utilizaba únicamente para realizar llamadas y enviar mensajes, ahora, lo utilizamos para navegar por Internet, escuchar música, ver series y películas y compartir contenido en redes sociales. Todas estas nuevas utilidades son las que consumen las baterías de nuestros móviles en tan sólo unas horas, y Facebook es, sin duda, una de las que más gasta. Y es que la aplicación de la conocida red social consume aproximadamente un 20% de la batería al actualizarse y optimizarse, y si se utiliza diariamente, se posiciona inmediatamente como la aplicación que más gasta, tan sólo por detrás del Whats App.

Con estos sencillos trucos, podrás utilizar Facebook a la vez que ahorras batería, algo que tú y tu móvil agradeceréis. La primera es eliminar la aplicación de tu móvil. Además de consumir más batería, también consume mayor número de datos y puede llegar a ocupar más de medio giga, lo que te puede traer complicaciones con la memoria. Así que, en vez de utilizar la App para acceder a tu perfil de Facebook, es conveniente entrar desde el navegador del móvil, de este modo ahorrarás batería y vida útil del teléfono.

Otro consejo para poder darle un respiro a tu móvil es desactivar las notificaciones. Para hacerlo, tan sólo tienes que entrar en el apartado de ajustes de la aplicación, en ‘’configuración de las aplicaciones’’ y dentro de ‘’notificaciones’’, desactivar cuantas más mejor, a ser posible su totalidad. En este mismo apartado también se puede desactivar la reproducción automática de vídeos, lo que no sólo hará que ahorres en batería sino que también gastarás menos datos y ocuparás menos memoria.

Otro mal hábito que tenemos muchos de los usuarios de la App de Facebook es el hecho de que cuando dejamos de utilizarla, no la cerramos. Es decir, que se queda funcionando en segundo plano, lo que consume datos, batería y además ralentiza el funcionamiento del teléfono. En el caso de Android, basta con mantener pulsado el botón central para eliminar todas las pestañas de aplicaciones que están abiertas en segundo plano. En los iPhone, se debe pulsar dos veces el botón central.

Si estos trucos te parecen demasiado trabajo, siempre puedes descargarte Facebook Lite, la versión light de la red social con la que podrás navegar consumiendo menos datos y batería. También podrás seguir realizando todas las funciones clásicas como subir fotos o dar me gusta a otras publicaciones, etcétera, pero la interfaz gráfica dista mucho de la versión clásica.